La osteopatía es una terapia manual que realiza un abordaje integral del sujeto, interesándose no solo por la enfermedad o síntomas motivos de consulta, si no por el verdadero origen de ese trastorno.

 

Un ejemplo es cuando el paciente acude a consulta por un problema tan habitual como puede ser un dolor de cervicales o de hombro. Con la osteopatía no centraremos nuestro trabajo en tratar solo esa zona dolorosa, si no que buscaremos todos los posibles orígenes de ese dolor hombro o de cervicales, ya que en osteopatía se trabaja sobre la premisa de que cuando hay una lesión, se ponen en marcha una serie de “cadenas lesionales”, para tratar de compensar este problema mecánico. De tal forma que un simple esguince de tobillo mal curado, puede acabar afectando con el tiempo también a la rodilla, la cadera, la pelvis y por tensiones musculares al hombro y a la zona cervical.

 

Un osteopata debe ser titulado por la Universidad en fisioterapia

 

Por ello un dolor de hombro puede ser el reflejo o la consecuencia de una lesión en alguna otra parte del cuerpo, y hasta que no se trate el punto de partida, es decir la lesión original (en este caso el pie), el paciente puede estar sufriendo una serie de síntomas a distancia que no remitirán. Por eso un buen diagnóstico del origen de la lesión, puede permitir al paciente una recuperación mucho más rápida sin necesidad de muchas sesiones, utilizando técnicas de tipo manual. En esto consiste la osteopatía, en considerar la buena movilidad de la columna como eje central del todos los tratamientos y en relacionarlo a través del sistema nervioso y muscular, con todas las vísceras del cuerpo y muscular.

 

Así sabemos que un problema de estómago (úlcera, hernia de hiato..) o un cólico de riñon producen fuertes dolores de espalda, al igual que un síndrome menstrual puede causa dolor lumbar; unas veces al tratar la columna mejoraremos un problema de función visceral; otras veces al tratar una víscera mejoraremos el dolor de espalda. El objetivo de la osteopatía, al fin y al cabo es buscar armonizar al individuo y reequilibrar los distintos sistemas del cuerpo, teniendo presente que toda alteración de la estructura corporal repercute sobre la función de dichas estructuras, dando lugar a síntomas (dolor, falta de movimiento, estrés, cansancio…).

 

¿Cómo es una sesión de osteopatía?

La sesión de osteopatía es siempre individual, la cual consta de un primer tiempo evaluativo y un segundo tiempo terapéutico.

 

En la primer parte el terapeuta se interesara por el estado de salud general y realizara una serie de test y palpaciones manuales para identificar las estructuras que han sufrido perdida de movimiento o estrés mecánico. Una vez identificadas dichas estructuras se aplicaran las técnicas manuales pertinentes para normalizar la función y eliminar los síntomas del paciente.

 

¿Qué técnicas aplica la osteopatía?

Las técnicas de elección varían en función de las características del paciente (edad, sexo, enfermedades asociadas…) y la naturaleza de la lesión (estructural, visceral, craneal, miofascial…). Lás técnicas de tratamiento utilizadas son todas manuales e incluye manipulaciones de alta velocidad, movilizaciones lentas, técnicas de tejidos blandos, técnicas miofasciales...

 

  • La aplicación de las técnicas se hará respetando el límite del dolor del paciente.

 

Las sesiones de osteopatía son un impulso para nuestro cuerpo en el sentido de la curación y seguido de un tiempo de descanso (una semana mínimo) para que el paciente se adapte y participe en el proceso de curación, sin sobre estimular los tejidos en disfunción.

 

¿Quién puede acudir a una sesión de osteopatía?

La osteopatía no tiene limite de edad en su aplicación, desde el bebe al anciano se pueden mejorar mediante la aplicación de tratamientos específicos en función de sus necesidades. El hecho de aplicar técnicas manuales en las que el terapeuta esta en constante comunicación con el cuerpo del paciente hace posible que la edad no suponga un factor excluyente.

 

¿Qué tipos de lesiones se pueden tratar con osteopatía?

Podemos tratar cualquiera de estas lesiones o síntomas relacionado con ellas:

  • Lesiones de espalda (cervicales, lumbares, pinzamientos, hernias, contracturas). 
  • Lesiones deportivas (esguinces, luxaciones, sobrecargas muscular)
  • Patología músculo esquelética (artrosis, artritis, fibromialgia, osteoporosis)
  • Alteraciones vasculares (varices, piernas cansadas) y linfáticas.
  • Trastornos gastrointestinales (estreñimiento, aerofagia, hemorroides, hernia hiato, colon irritable)
  • Síndrome menstrual y pre-menstrual (dolor lumbar, hinchazón y/o dolor abdominal, dolores de cabeza….)
  • Trastornos esfera cráneo cervical (cefaleas, migrañas, vértigos, mareos)
  • Alteraciones craneales del bebe (plagiocefalia, tortícolis)
  • Patología mandibular (bloqueo mandibular, chasquido, dolor, bruxismo)
  • Estrés y ansiedad.
Modificado por última vez en Viernes, 31 Mayo 2013 15:13

Recomendado para...

Lesiones de espalda

  • Cervicales
  • Lumbares
  • Pinzamientos
  • Hernias
  • Contracturas.

Lesiones deportivas

  • Esguinces
  • Luxaciones
  • Sobrecargas muscular

Patología músculo esquelética

  • Artrosis
  • Artritis
  • Fibromialgia
  • Osteoporosis

Alteraciones vasculares

  • Varices
  • Piernas cansadas y linfáticas.

Trastornos gastrointestinales

  • Estreñimiento
  • Aerofagia
  • Hemorroides
  • Hernia de hiato
  • Colon irritable

Síndrome menstrual y pre-menstrual

  • Dolor lumbar
  • Hinchazón y/o dolor abdominal
  • Dolores de cabeza

Trastornos esfera cráneo cervical

  • Cefaleas
  • Migrañas
  • Vértigos
  • Mareos

Patología mandibular

  • Bloqueo Mandibular
  • Chasquido
  • Dolor
  • Bruxismo

Estrés y ansiedad.

Contacta con nosotros

 
C/ Monte Esquinza, Nº8
Bajo Derecha 

C.P. 20810 Madrid

 

910 228 373 

693 383 799

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Nuestra empresa se compromete a respetar la confidencialidad de datos de carácter personal, los cuales en ningún caso podrán ser cedidos a personas o entidades ajenas, salvo autorización y consentimiento escrito de los usuarios.